Blog de Aitor Herrero Larrumbide

En este blog encontrarás muestras de trabajos gráficos y audiovisuales. Puedes utilizar las etiquetas para seleccionar el contenido.

lunes, 6 de agosto de 2012

La Habana (II.)



A los costados de cualquier calzada se ven riadas de gente esperando a que pase algo que les saque de allí: Guaguas, camellos, almendrones, ruteros, máquinas, motocicletas, camiones, bicicletas, cocotaxis, aspirinas, chevrolets, P-11s, "limusinas", Ladas... el vocabulario se despliega para nombrar a cada vehículo que pasa muy de vez en cuando por la carretera. 

En algunos puntos la gente forma colas interminables. Esperan inmóviles, achicharrados de calor.  Cuando por fin llega una guagua el grupo convulsiona como si tuviera vida propia. El bus va tan cargado que parece imposible que quepa alguien más. Bajan seis personas y a empujones y equilibrismos suben cincuenta, mujeres con bebés, ancianos, borrachos,  embarazadas, ciegos... "Vamos caballero camineeen!...que a ustede les gusta el roce y la comodidaa!", el motor arranca aún con gente en la puerta (quien tiene acceso a regentar un vehículo se convierte en otra estirpe con derecho a maltratar al peatón).

Dentro no se ven las caras "de la sonrisa ancha" que venden en los panfletos turísticos. Los rostros de la gente transmiten cansancio, embrutecimiento y resignación.

Aquí nada revoluciona, todo está quieto o se mueve a trompicones. 



Dentro de una guagua.

Aguacero dentro de una máquina (temí por mi vida).



Bienvenidos al municipio de Regla.


La cola para ir a la playa.

El P-3

La cola para volver de la playa.

Otro camión que se ha estropeado.

La bicicleta es un bien preciado, 
no todo el mundo puede agenciarse una.





2 comentarios:

EclecticBox dijo...

Querido caimán,
Tus entradas si que me deján con la boca abierta. Deseo que no se te acaben las vacaciones para poder seguir disfrutando de tus microreportajes!!!
Te estás convirtiendo en un estupendo corresponsal de la Habana!
Por otro lado, grácias por las visitas recíprocas al blog y tus comentarios, me alegro que de alguna manera encuentres inspiración en el! ;)
Lo dicho a seguir dibujando y disfrutando de tus vacaciones.
PD: Para lo de Zaragoza habrá que esperar un anyo, espero para entonces poder acordarme y recordártelo!!!

El caimán de Legutiano dijo...

Mis vacaciones ya han terminado, por desgracia, aunque ahora queda regurgitarlas un poco :) habrá más entregas!